DESPUÉS DE LA OSCURIDAD EL ARTE

El arte es parte de la historia humana; ha estado presente desde los inicios de la humanidad. Si - por ejemplo - vamos a los museos, nos podemos dar cuenta que desde la prehistoria el ser humano ha buscado la manera de expresarse y ha usado el arte como medio para ello; noimporta las dificultades: el arte siempre ha estado ahí. El arte y la cultura nos pueden ayudar a que después de los momentos de oscuridad llegue el nacimiento de la luz, una iluminación, y ocurra algo diferente.

El arte nos ayuda a salir a la luz a través de muchas herramientas, opciones que nos han dado la posibilidad de mantenernos vitales, de ser originales y novedosos, de ser creativos, porque las actividades creativas implican conectar con los demás, con el desarrollo sostenible, con la justicia ecológica y con el bienestar. Se trata de conseguir un estilo de vida que genera una cultura como estilo de vida y un arte también.

La creatividad y el ingenio de las mentes brillantes en cualquier disciplina, todas a su manera, han impactado en el mundo de las economías, de los negocios y de muchas actividades del quehacer cotidiano y todo ello implica una transformación.

La cultura es un factor necesario para el desarrollo de las personas: nos ayuda a conocernos, a saber quiénes somos, qué queremos; nos impulsa para educarnos y favorece que nos relacionemos. Todas las artes tienen también la capacidad de ayudarnos en lo personal y en lo colectivo: podemos formar proyectos comunitarios, aprender, informarnos, reflexionar, colaborar en el desarrollo de la economía de los países y de las empresas, a nivel nacional e internacional.

Los trabajos de la creatividad personal o colectiva también constituyen una memoria histórica, es decir, que generan identidad y remiten a crear testimonios de culturas específicas; y todo eso junto, unido y transformándose: crea un impacto.

El arte y la cultura de México pueden crear una conciencia social y pueden generar también una creatividad que esté vinculada muy potentemente al concepto de la identidad nacional, porque colabora a la generación de proyectos comunitarios y solidarios.

Es muy fácil incorporar el arte y la cultura en nuestra vida cotidiana, en nuestra labor empresarial y en la proyección y prospección de negocios, porque el arte es una herramienta fabulosa que tenemos siempre a nuestro alcance y que únicamente bastaría comprender que lo necesitamos para seguir viviendo e inspirarnos, para ser creativos e innovadores, para reinventarnos y para conectar con el planeta y con las personas, porque el arte nos renueva y nos permite revelarnos y nos ayuda a pensar el mundo y así desarrollar ideas, conceptos, proyectos, generar empresas y prosperidad incluyente para todos, es decir: provocar bienestar común.

Si llevamos esto del tema del arte y de cómo nos puede ayudar a transformarnos e ir hacia la luz, y si pensamos en cómo lograr acercarlo a mi mismo, o a la empresa y a los empleados, hay muchísimas posibilidades de lograrlo; por ejemplo a través de proyectos de arte y cultura a nivel empresarial que se pueden implementar y que están vinculados con la cultura LOHAS.

Hoy en día lo sabemos, el mundo se vuelve casi por completo dependiente de lo digital: tenemos reuniones en zooms, webinars, Lives en Instagram y todo ello se consolida como una ventana para conectarnos con el mundo. Y en medio de todo esto, la ciencia y la tecnología nos sostienen, pero también el ser capaces de saber cómo tener una salud mental. En ese sentido también es muy útil la ayuda espiritual.

En estos tiempos del Coronavirus, del Covid y del encierro y de las limitaciones sociales, muchos artistas comenzaron a hacer obras de teatro digitales, virtuales; pero también se ofrecieron proyectos de apoyo como algunos en México, ejemplo el programa cultural “Contigo en la distancia” entre otros.

El arte siempre ha estado vinculado a los problemas y a los asuntos esenciales de nuestra vida, y casualmente hoy día con la crisis del Coronavirus, las manifestaciones de arte y cultura están transformando nuestra cotidianidad y nuestra manera de interactuar en sociedad de manera radical; y es por eso mismo que las acciones y programas de arte y cultura a nivel empresarial representan la mejor herramienta para crear conciencia, hacer negocios, fortalecer a las empresas y generar interacción social e impacto muy poderoso en todos sentidos, incluyendo por supuesto la mercadotecnia y las ventas. Los proyectos que incluyen una visión o propuesta cultural parece ser que ofrecen una mayor vinculación social con el comprador, con el público. Por ejemplo basta revisar diversas ofertas comunitarias, artesanales, locales, donde artesanos o grupos de artesanos, o diseñadores, o creativos, fomentan una labor y oficio y ofrecen una singularidad muy apreciada hoy día por la clientela tanto nacional como internacional. Esto puede ser por ejemplo el trabajo de diseño étnico que realiza en Oaxaca la talentosa Mariana Grapain. O considerar que ello incluye también las propuestas basadas en la difusión de prendas basadas en las obras que reproducen imágenes de la pintora mexicana Frida Kahlo y que hoy por hoy representan venta segura de fama mundial.

Podemos fomentar también actividades de arte y cultura que fortalezcan las capacidades, el ingenio, la creatividad y la investigación en nuestros empleados y en nuestras empresas; esto creo que implica también los beneficios amplísimos de proporcionar y establecer en las empresas áreas y espacios lúdicos.

El arte es una herramienta de participación, de cohesión y de toma de conciencia; favorece y ayuda el generar comunidad y generar acción. El arte abarca todo porque es una metodología que fomenta el pensamiento creativo y crítico, y ayuda a conectar a la persona consigo misma y con los demás y por tanto, con la naturaleza.


Y si retomamos que de alguna manera el Covid nos metió en una época de cierta oscuridad, también nos permitió encontrar la luz, y otras luces. En síntesis el conocimiento nos da luz, y nos permite entender y si consideramos que estamos pensando en el arte y la cultura como elementos que nos acercan a la luz, entonces todas las actividades creativas favorecen esa luminosidad y esa inspiración. Terminaría diciendo esto: el esfuerzo no termina nunca. Todos oscilamos entre la oscuridad y la luz, es nuestra esencia de los contrarios y de tanto más, pero el acercarnos a herramientas que nos ayuden a iluminarnos y el generar espacios creativos e inmersivos, es algo muy inspirador; y hoy en día con el avance de la tecnología que ya casi no tiene sin fronteras entonces podemos imaginar que a través del arte y la cultura, podemos lograr mucho, de manera ilimitada. Y eso es algo muy positivo y motivador: es un campo de creatividad, de negocio, de prosperidad inimaginable y es inagotable.

Mercedes García Ocejo

#lohasmexico

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo